Mejorar la salud de la piel cuando el trabajo la daña

Mejorar la salud de la piel cuando el trabajo la daña

243
0
Compartir
consejos para mejorar la salud de la piel cuando el trabajo la daña

En trabajos agresivos con la piel, como por ejemplo en el sector industrial, resulta más relevante, aún si cabe, el uso de un jabón específico que nos ayude a combatir enfermedades cutáneas o de patógenos que puedan ser contagiadas. Se trabaja asiduamente con muchos productos nocivos que pueden resultar perjudiciales para la salud y la piel. La utilización de jabones colabora a controlar que la piel este en estado óptimo.

Una de las afecciones más comunes en el sector es la dermatitis. Esto se debe a que es muy probable la manipulación de agentes irritantes como cementos, caliza, yeso, maderas, sustancias de conservación, aceites de maquinaria, gasoil, guantes y botas de goma, etc.

La dermatitis puede ser atópica, es decir, de etiología no determinada (diversas alergias) o de contacto.

La dermatitis de contacto es una respuesta inflamatoria reaccional de la piel cuando ésta entra en contacto directo con una sustancia, que puede ser alguna de las que hemos señalado anteriormente.

Las dermatitis de contacto se dividen en:

 

  • De irritante primario: Aquellas que la sustancia de contacto es nociva para la célula. Usualmente son ácidos muy fuertes o álcalis muy fuertes.
  • Sensibilizante: Aquellas que la sustancia de contacto es nociva para la piel e interviene el sistema inmunológico.

 

Es de especial importancia prevenir la dermatitis sensibilizante debido a que, si bien la reacción inflamatoria no se percibe en todas las personas expuestas, los síntomas que aparecen incapacitan para poder ejercer la profesión.

 

Pautas de higiene y prevención de la dermatitis

El primer paso que hay que tener claro en la prevención de enfermedades y una buena higiene es utilizar el jabón adecuado para la situación. La limpieza de la piel con un jabón suave es clave para ayudar a frenar la dermatitis. Siempre utilizaremos jabones con un ph suave, entre 5 y 5,5. No hay que olvidar (que este es un paso que nos solemos saltar) secar correctamente las manos, con especial atención en la zona entre los dedos y con suavidad, sin friccionar demasiado la piel.

Usa cremas hidratantes al finalizar la jornada de trabajo. Es recomendable la utilización de guantes adecuados para protegerte mientras realizas las tareas profesionales. Como medida de prevención, así como para potenciar la efectividad de la crema los guantes dermatológicos de algodón están especialmente indicados. Los guantes de vinilo son los óptimos para evitar los agentes irritantes que se encuentran en la industria y en el hogar, ya que ofrecen una mejor solución a este tipo de piel.

Adquirir un jabón adecuado para uso profesional es muy fácil, lo puedes encontrar en tiendas de suministros industriales (ver aquí).

Como vemos, es fundamental, tanto para la prevención como para el cuidado diario, de la introducción del jabón en tus hábitos de limpieza e higiene rutinarios. Un simple gesto que colabora que nuestra piel se vea y se sienta en mejores condiciones cada día. Además, la utilización asidua de jabón contribuye a hacer frente a enfermedades, como pueden ser el asentamiento de distintos parásitos y bacterias, que pueden resultar contagiosas.

Compartir

No hay comentarios

Dejar una respuesta